Desintoxicacion de alcohol - NARCONÓN - Los Molinos

 

Desintoxicacion de alcohol

Tratamiento del alcoholismo

No existe cura para el alcoholismo, como no la existe para todas las enfermedades causada por la acción a una determinada sustancia química. Pero si existe tratamiento del alcoholismo o tratamiento para el alcoholismo. Es importante conocerlos, y determinar cuáles pueden ayudar para dejar el alcohol con mayor facilidad, a un paciente afectado por esta patología.

El primer paso es obtener el compromiso del enfermo. En la mayoría de los casos, el paciente no puede darse cuenta de lo mucho que, el consumo de alcohol está afectando su vida y sus relaciones con su entorno familiar y social, y por ello tiende a negarse a participar en cualquier tipo de tratamiento del alcoholismo.

En tales casos, el tratamiento para el alcoholismo inicia, ayudando al paciente a reconocer su problema y a que entienda que requiera ayuda para dejar el alcohol, ya que solo no podrá lograrlo.

La intervención médica, es fundamental en el tratamiento del alcoholismo en este estadio de la enfermedad. Una primera fase de desintoxicación del alcohol, que se dé con la intervención de profesionales de la medicina, se constituirá en un valioso primer paso, previo a otros tratamientos para el alcoholismo, en los cuales el enfoque estará puesto en lo cognitivo y lo conductual y que apuntan a mejorar el autocontrol y las habilidades sociales, como mecanismos que ayudan a la eliminación del consumo de alcohol.

Por lo general, estos tratamientos del alcoholismo se llevan a cabo durante varios días, algunos de ellos bajo supervisión médica, con el fin de contrarrestar en los posible, los efectos agudos de la abstinencia, factor común al tratamiento de todas las adicciones.

Después de controlar los síntomas agudos de la abstinencia, ya sea mediante admisión en una clínica desintoxicación alcohol, o mediante un tratamiento del alcoholismo ambulatorio, los pacientes deben ser referidos a programas de rehabilitación destinados ayudarlos a vivir sin alcohol en el torrente sanguíneo, con el fin de reducir las posibilidades de recaídas, las cuales son muy comunes en el tratamiento de esta adicción.

Desintoxicación del alcohol y ayuda para dejar el alcohol.

La actitud más común de quienes presentan una dependencia del consumo de alcohol, es la negación. Muchas familias, que deben sortear los problemas que implica tener un enfermo de alcoholismo dentro de su grupo familiar, se quejan de la dificultad, cuando no de la imposibilidad de convencer al alcohólico de que está enfermo y que necesita tratamiento para el alcoholismo.

El paciente necesita ayuda para dejar el alcohol. No existen evidencias de enfermos de alcoholismo que hayan logrado superar la enfermedad sin seguir un tratamiento del alcoholismo, en el que se involucren profesionales expertos y el grupo familiar.

Los procesos de desintoxicación del alcohol y tratamiento de la enfermedad, sean en clínicas desintoxicación alcohol o en forma ambulatoria, requieren, altas dosis de Dialogo, Comprensión, acompañamiento, supervisión y vigilancia.

El alcoholismo es una enfermedad que puede estar latente en personas que nunca han bebido un solo trago, y hasta que no lo hagan, no sabrán si la padecen o no. Aunque suele ser así, el consumo exagerado de alcohol no es un indicador definitivo de la presencia de la enfermedad.

Alcohol. Efectos que produce

El alcohol puede afectar de manera diferente a las personas, dependiendo de su talla, sexo, constitución corporal y metabolismo. Los efectos generales del alcohol son una sensación de calor, enrojecimiento de la piel, facultades mentales deterioradas, inhibiciones disminuidas, falta de coordinación muscular, balbuceo y pérdida de memoria y comprensión. En un estado de intoxicación extrema, es probable que se produzca el vómito, posiblemente acompañado de incontinencia, respiración deficiente, disminución de la presión arterial, y en casos de intoxicación grave por alcohol, coma y muerte.

La bebida excesiva durante un corto período generalmente resulta, entre ocho y doce horas más tarde, en una “resaca”: jaqueca, náusea, estremecimiento, y a veces vómito. La resaca se debe en parte a la intoxicación por el alcohol y otros componentes de la bebida, y en parte a la reacción del cuerpo a la abstinencia de alcohol.

Combinar el alcohol con otras drogas puede agravar los efectos de estas al hacerlas mucho más fuertes y peligrosas. Han ocurrido muchas muertes accidentales tras consumir alcohol mezcladas con otras drogas. No se debe consumir alcohol junto con marihuana, tranquilizantes, barbitúricos y otras píldoras para dormir o antihistamínicos (que se encuentran en los remedios para el resfriado, la tos y las alergias). Incluso una pequeña cantidad de alcohol con alguna de estas drogas puede afectar gravemente la capacidad para conducir un automóvil.

Quienes beben de manera regular llegan a tolerar muchos de los desagradables efectos del alcohol, y por lo tanto pueden ingerir más antes de sufrir estos efectos. Sin embargo, incluso con un mayor consumo muchos de esos bebedores no parecen intoxicados. Ya que continúan trabajando y se relacionan razonablemente bien con los demás, es posible que no se observe su condición física en deterioro hasta que hayan sufrido un grave daño; o hasta que se les hospitalice por otras razones y de repente experimenten síntomas de retirada del alcohol.

Los problemas con el alcohol Puede ocurrir una dependencia psicológica, con el consumo regular de cantidades diarias relativamente moderadas. También puede ocurrir en personas que consumen alcohol sólo bajo ciertas condiciones, como antes de los eventos sociales y durante estos. Esta forma de dependencia se refiere a un ansia por los efectos psicológicos del alcohol, aunque no necesariamente en cantidades que produzcan intoxicación grave. A los bebedores con una dependencia psicológica, la falta de alcohol tiende a hacerles sentir inquietos y, en algunos casos, les provoca pánico.

La dependencia física se produce en los bebedores empedernidos. Ya que su organismo se ha adaptado a la presencia del alcohol, sufren síntomas de abstinencia si dejan de beber de repente. Los síntomas de la abstinencia varían desde nerviosismo, insomnio, sudoración e inapetencia, hasta estremecimiento, convulsiones, alucinaciones, y a veces la muerte.

Abusar del alcohol puede tener consecuencias negativas en la vida de las personas, al fomentar la violencia o el deterioro de las relaciones interpersonales. El comportamiento del alcohólico puede interferir con los estudios o los objetivos profesionales y llevar al desempleo.

El abuso del alcohol de larga duración – alcoholismo – plantea una serie de riesgos para la salud, tal como daño renal y mayor riesgo de enfermedades cardíacas. Si la mujer embarazada consume alcohol, esto puede resultar en el síndrome de alcoholismo fetal; esta condición causa anormalidades faciales en el niño, así como crecimiento retardado y daño cerebral, que a menudo se manifiesta por dificultades intelectuales o problemas de comportamiento.

Los efectos de cualquier droga dependen de varios factores:
* La cantidad de droga tomada de una sola vez
* La experiencia con la droga que haya tenido quien la consume
* La forma en que se toma la droga
* Las circunstancias en que se toma la droga (el lugar, la estabilidad psicológica y emocional del que la consume, la presencia de otras personas, el uso concomitante de otras drogas, etc.)
*Es la cantidad del alcohol en la sangre lo que causa los efectos. En la tabla siguiente, en la columna de la izquierda se muestra el número de miligramos de alcohol en cada decilitro de sangre – es decir, la concentración de alcohol en la sangre (CAS = Concentracion de alcohol en la sangre). Por ejemplo, la persona promedio puede tener una concentración de alcohol en la sangre de 50 mg/dl después de dos copas consumidas rápidamente. La columna de la derecha describe los efectos usuales de estas cantidades en personas normales – aquellos que aún no ha desarrollado una tolerancia al alcohol.


Estamos aquí. Estamos listos para ayudarte.
Llámanos al 655 67 23 72 para obtener ayuda ahora.

Contacta Ahora

* Nombre:
Dirección:
Ciudad:
* Teléfono: (ej. 999999999)
* Email:
Consulta:

* He leído y acepto los Téminos y Condiciones y la Política de Privacidad

Acepto recibir información comercial, incluso por correo electrónico.

655 67 23 72