Desintoxicación de cannabis - NARCONÓN - Los Molinos

 

Desintoxicación de cannabis

Someterse a terapias de ayuda para dejar de fumar porros, sin pasar por un proceso de desintoxicación del cannabis, es un poco como firmar los papeles de divorcio, cuando la pareja sigue durmiendo en la misma cama. Un paso debe seguir a otro. Un adicto, debe pasar por la desintoxicación del cannabis, como un paso previo a las terapias de rehabilitación. Si el adicto quiere recibir ayuda para dejar los porros, debe tener su organismo limpio.

Cómo se efectúa la desintoxicación del cannabis.


La marihuana actúa directamente sobre el sistema nervioso central del adicto, produciendo nefastos efectos secundarios, más allá de aquellos que el adicto encuentra tan agradables. Los adictos a la marihuana, cuando suspenden temporalmente su consumo, se tornan agresivos y paranoicos. La marihuana produce esquizofrenia cuando su uso es consuetudinaria durante varios años.

Los programas de atención y de desintoxicación del cannabis hacen algo más que proporcionar medicamentos. Son múltiples los trastornos que se deben atender en niños, adolescentes y adultos, que se presentan como resultado del síndrome de abstinencia. Los estudios realizados demuestran que el 74 % de adictos que recibieron ayuda para dejar los porros, presentan trastornos de conducta. Un 77 por ciento demostró algún grado de depresión. El 28 por ciento tuvo trastornos de ansiedad.

Por supuesto, algunos de estos adictos tuvieron varios trastornos mentales, además de los problemas de adicción. Estos trastornos mentales hacen que, prestar ayuda para dejar de fumar porros resulte aún más difícil. En algunos casos incluso, los trastornos contribuyen a generar nuevas adicciones.

Cuando los médicos identifican esta condición, comienza la terapia destinada a recibir ayuda para dejar los porros, Esta terapia, está destinada a aliviar los síntomas y ayudar al adicto a abandonar el consumo de marihuana. Una vez que se obtienen los primeros resultados, y el proceso evoluciona, el adicto inicia una etapa re resocialización que le permitirá incorporarse a actividades constructivas, laborales y sociales, que le permitirán llevar una vida sana, sin ansiedades y sin el consumo de cannabis.

Centros de desintoxicación

Algunas personas que han pasado por terapias de desintoxicación del cannabis, en centros de desintoxicación, sufren el síndrome de abstinencia y la experiencia de la sobriedad por primera vez en muchos años. Esta sensación conduce a un episodio de depresión, que debe ser atendido por profesionales de diversas áreas, en estos centros de desintoxicación.

El personal de los centros de desintoxicacion marihuana, es experto en la detección de episodios de depresión y/o de paranoia, mismos a los que es preciso estar muy atentos ya que el riesgo de que el adicto contemple el suicidio como una respuesta inmediata es muy grande.

Por lo general se requieren una o dos semanas para que un proceso de desintoxicación del cannabis surta efecto completo en un adicto que ha consumido durante varios años. Sin embargo, algunas personas pueden necesitar un par de meses para lograr la desintoxicación total.

Beneficios de los centros de desintoxicación.

Dado que los síntomas de la abstinencia de la marihuana pueden ser graves, la intervención en centros de desintoxicación, que tengan como propósito prestar ayuda para dejar de fumar porros, resulta muy benéfica.

Los centros de desintoxicacion marihuana cuentan con profesionales experimentados, altamente calificados que pueden atender todos los problemas médicos, psicológicos o psiquiátricos que se pueden presentar durante un proceso que puede ser muy largo, y en donde el adicto pude necesitar ayuda inmediata en cualquier momento del día o de la noche.

desintoxicacion marihuana


Estamos aquí. Estamos listos para ayudarte.
Llámanos al 655 67 23 72 para obtener ayuda ahora.

Contacta Ahora

* Nombre:
Dirección:
Ciudad:
* Teléfono: (ej. 999999999)
* Email:
Consulta:

* He leído y acepto los Téminos y Condiciones y la Política de Privacidad

Acepto recibir información comercial, incluso por correo electrónico.

Consecuencias del consumo de Hachís.

Los defensores del hachís y el cannabis sostienen que en algunas civilizaciones estas drogas son consumidas todos los días sin problemas e ignoran, sin embargo, que en Malasia, los fumadores se vuelven locos (se les llama los fumadores "amok", que significa en malesiano "demonio del crimen, desintoxicacion marihuana"). Además, seguramente no se conocen el origen de la palabra "asesino"; esta palabra viene del árabe "haschisdín", que significa "fumador de hachís". Los "haschisdín" eran miembros crueles de un clan musulmán. Esta droga "robaba su conciencia". Los "fumadores de hachís", de esa forma, podían cometer crímenes sin remordimientos.

En estos países no había ni cocaína ni otro tipo de droga del estilo. Sin embargo, la situación en España es muy diferente, pues aquí se puede encontrar sin dificultad heroína, cocaína o LSD. Los toxicómanos son los fumadores de porros de hoy; hacer que esta droga esté disponible y socialmente aceptada aumenta el número de los toxicómanos de manera alarmante. Aprovechando la experiencia del mundo musulmán: a principios del siglo XV, el hachís se consumía libremente; la sociedad toleraba y abusaba de esta droga conocida por todos en esta época. El resultado fue la decaída de todos los valores morales y finalmente del orden social. Cien años más tarde, la consumición de cannabis (y sus derivados) se volvió a prohibir. La razón de esta decisión: el hachís había casi destruido la civilización.En el siglo XVIII, Napoleón desembarca en Egipto. La devastación causada por el cannabis (y sus derivados) le impresionaron mucho, a tal punto que prohibió la consumición a sus soldados bajo la amenaza de pena de cárcel de tres meses. En 1924, el uso del hachís era la causa del 30 al 60% de los casos de locura en Egipto. En 1924, Marruecos y Túnez autorizaron la venta de una mezcla de tabaco y de hachís (el "kif"). Esta legislación creó tal desmadre social que el país prohibió la venta en los años 50. Los ensayos recientes de legislación del hachís y del cannabis no convencen. En 1975, Alaska legaliza la consumición personal del cannabis. En 1989, un estudio muestra que en los E.E.U.U., el 17% de los jóvenes fumaban cannabis en las clases de secundaria. Y según el mismo estudio, en Alaska la consumición alcanzó el 45%, es decir, tres veces más que en los E.E.U.U., y también ¡la consumición de cocaína subió como un cohete!. En 1991, una votación popular volvió de nuevo condenable la consumición de cannabis. "desintoxicacion marihuana, desintoxicacion de cannabis"

En 1983, España despenaliza el autoconsumo de drogas. El resultado fue un terrible aumento de la criminalidad y de la toxicomanía en el país. En los Países Bajos, el cannabis y sus derivados se legalizaron en 1976 ¿Es una casualidad que este país posea actualmente el porcentaje de criminalidad más alto de toda Europa?. La aplastante mayoría de los toxicómanos que han salido del infierno de las drogas lo declaran: "¡la venta libre del hachís o del cannabis sería una locura!"

Alteraciones físicas provocadas por el Hachís:
• Acumulación de toxinas en los tejidos grasos, el cerebro, las glándulas sexuales.
• disminución de la resistencia a enfermedades comunes (gripe, bronquitis, etc...).
• Alteración del crecimiento.
• Aumento de la cantidad de células anormalmente constituidas.
• Dolor en la espalda, el tórax, el vientre y la cabeza (para los que fuman porros durante mucho tiempo).
Alteraciones mentales provocadas por el Hachís:
• Problemas de estudio: capacidad para aprender y memorizar disminuida.
• Cambio de la personalidad y el ánimo.
• Apatía, somnolencia, ausencia de motivación.
• Afecta los nervios, riesgo de esquizofrenia y de paranoia.
• Falsa lucidez del pensamiento, destrucción de la conciencia.
655 67 23 72